Bricoidea: pintar el radiador de hierro fundido

Ya hablamos en su momento de las ventajas de los radiadores de hierro fundido, los de toda la vida. Estos radiadores están concebidos para mantenerse por muchos años como un óptimo sistema de calefacción, de gran inercia térmica y calidad. Si a esto añadimos el hecho de que los años no han pasado en vano por este tipo de radiadores, que cuentan hoy en día con las últimos avances en cuanto a seguridad, prestaciones y diseño, tenemos una ecuación ganadora.

Ahora además, ha vuelto la tendencia retro o vintage, que revaloriza su estética. Si sabemos renovarlo adecuadamente, con una manita de pintura podemos conseguir que su aspecto “vintage” pueda combinarse con el estilo más moderno.

La idea de pintarlo con una escalera de color, en los tonos de la estancia donde está instalado, o incluso en un único tono de color llamativo que destaque sobre el blanco de las paredes, me parece muy original. De esta forma podemos destacar el valor estético de estos aparatos, que suelen contar con detalles y acabados muy trabajados.

Aunque la mayoría de los radiadores de hierro fundido son grises o blancos, también podrás encontrar modelos más actuales, como éste de Irsap, en color, y en un formato más actual, que sin embargo sigue conservando ese “aire nostálgico” de otra época.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR