Cocina americana, ventajas y desventajas

Las cocinas americanas son cada vez una opción más habitual, y ya no solo en pequeños apartamentos si no en todo tipo de casas. Es cierto que esta distribución tiene muchas ventajas estéticas y funcionales pero también tiene sus inconvenientes que no debes obviar.

Lo primero que  se nos viene a la cabeza cuando pensamos en una cocina americana es la amplitud y la fácil relación entre espacios. Y es que éste es el aspecto más ventajoso y práctico de este tipo de distribución, pues no obliga a la persona que cocina a estar aislada de familia o amigos que se encuentran en el salón. Otra de las grandes ventajas de este tipo de cocinas es su estética, y es que existen diseños realmente increíbles.

Como ya señalábamos, también cuentan con una lista de desventajas, pero éstas pueden ser menos importantes si sigues algunos consejos.   Y entre los principales inconvenientes encontramos:

–          Los olores y los humos, al estar integradas ambas instancias resulta  casi imposible que a la hora de cocinar el salón (y lo que es peor, los textiles como cortinas o cojines) se nos impregne de los olores de la comida. Para intentar solucionar este problema debes de instalar una campana extractora que sea realmente potente. Otro factor que puede ayudarnos a impedir olores desagradables es que las estancias tengan suficiente ventilación.

–          Los ruidos, los sonidos de la lavadora, la nevera, el horno o incluso la propia campana extractora pueden resultar muy incómodos cuando quieres descansar o trabajar en la sala. Para minimizar esta molestia no olvides instalar electrodomésticos silenciosos.

–          La falta de independencia, aunque en muchas ocasiones puede ser una de las grandes ventajas también puede ser un problema, especialmente si tienes niños en casa ya que te resultará  más complicado mantenerlos alejados de la cocina. En este caso, es mejor que compres un horno con puerta aislante y que instales unos seguros en puertas y cajones.

Lo cierto es que cada vez se encuentran más soluciones intermedias entre la integración y la separación de estos dos espacios. La más habitual es la comunicación entre ambos lo que nos permite disfrutar de las ventajas y minimizar los inconvenientes. Esta comunicación puede hacerse a través de una puerta corredera o de una ventana interna. En ambos casos si las instalas de cristal aprovecharás la luz y tendrás una completa visión entre espacios.

Otra opción intermedia sería imitar cocina americana integrando tan solo comedor y cocina, manteniendo la zona de salón apartada.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR