Cómo purgar el radiador

Ahora que viene el frío, ha llegado el momento de preparar los radiadores para un mejor rendimiento de la calefacción. Los  radiadores deben ser purgados por lo menos una vez al año, y si lo hacemos de forma correcta conseguiremos además de mejorar el rendimiento, reducir el consumo de energía.

Lo que conseguimos con la purga es sacar el aire que se acumula en el interior de los radiadores. En caso de no hacerlo podría interrumpirse la circulación del combustible y el radiador no calentaría de manera uniforme.

Para los radiadores de aluminio, es recomendable contar con un purgador automático, en el que el aire se expulsa por sí mismo. Sin embargo si el purgador de nuestros radiadores es manual, debemos repetir el proceso de purga cada año después del verano, cuando vuelve la temporada de calefacción y los aparatos han estado apagados durante varios meses.

¿Cuando sé que mi radiador necesita ser purgado?

Como comentábamos, lo más recomendable es hacerlo una vez al año antes de comenzar la temporada invernal. Pero además de eso, los radiadores presentan dos síntomas claros cuando necesitan una purga:

1.- Cuando el aparato está frío en la zona superior.

2.- Cuando se escucha un ruido semejante a un gorgoteo cada vez que ponemos en marcha la calefacción.

Esto viene provocado por el hecho de que el aire que se forma en el propio circuito de calefacción provoca que el aparato no pueda calentar correctamente, por lo que tendremos que echarle un cable, expulsándolo hacia el exterior (el secreto para hacerlo correctamente es abrir poco el purgador y hacerlo lentamente)

¿Qué pasos tengo que seguir?

1.- Localizar el purgador.

Lo primero que tenemos que hacer es localizar el purgador, un pequeño aparato que se coloca siempre en uno de los extremos superiores del radiador.

2.- Girar la válvula con un destornillador

Antes de comenzar, debemos colocar debajo un recipiente que recogerá el agua que caerá cuando se escape el agua. Este recipiente lo mantendremos ahí durante todo el proceso.

Una vez localizado el purgador, procederemos a girarlo con un destornillador plano si tiene una hendidura en el centro o con una llave especial si presenta otra forma.

Gíralo en el sentido de las agujas del reloj muy lentamente (basta con un ligero movimiento, ya que si lo abrimos demasiado podría salir el agua a chorros) y notarás cómo va saliendo el aire acumulado.

Cuando deje de salir aire y solo baje el agua, habrá terminado la purga.

3.- Asegúrate de que no pierda agua

Si has girado demasiado la válvula es posible que se escape demasiada agua, lo que afectaría a la presión del  calentador. En ese caso deberás abrir la llave para reponerla.

Si durante la purga ves que sale continuamente aire y poco agua, enciende la calefacción antes de seguir purgando para que los radiadores cojan agua de nuevo.

¿Por dónde empiezo a purgar?

Si tienes una casa de varias plantas, lo más recomendable es que empieces por el piso más alto, ya que es normal que la mayor cantidad de aire se acumule en los radiadores de los pisos más altos.

Si tienes un piso de una sola planta, empieza por los radiadores que se encuentren más cerca de la caldera, ya que son los primeros a los que llega el combustible. Y si no llega a ellos fácilmente, no podrá seguir con el recorrido hacia el resto de los radiadores de la casa, y no podrán calentarse.

¿Como compruebo que todo está bien?

Una vez purgados, los radiadores comenzarán a calentar homogéneamente (y desaparecerán los síntomas que te comentábamos al principio). Aparte de eso debemos comprobar la presión del radiador que deberá estar a 1 bar.

Vídeo: Manitasparatodo.es

.

No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR