Conceptos clave para elegir calentador

Cuando te dispones a elegir el sistema de agua caliente para una casa hay que barajar varias opciones, desde el funcionamiento del calentador, la potencia, el tamaño, el consumo…Cada sistema tiene sus pros y contras y los analizaremos en el post de hoy (que es un resumen rápido de todo lo que debes saber sobre calentadores)

agua caliente

Vamos a hacer un repaso completo por todos los sistemas:

1.- SISTEMA INSTANTÁNEO VS SISTEMA POR ACUMULACIÓN O MIXTO

SISTEMA INSTANTÁNEO

El sistema de calentamiento instantáneo es el que utilizan los calentadores a gas de toda la vida, el agua se calienta en función del consumo demandado.

Ventajas:

  • Menor gasto energético porque no necesita conservar el agua caliente.
  • Ocupa poco espacio
  • Para familias de pocas personas.

Desventajas:

  • Limitación del uso del agua, no puede calentar mucha cantidad al mismo tiempo.

SISTEMA POR ACUMULACIÓN

Este sistema cuenta con un depósito en el que se acumula el agua caliente dispuesta para ser empleada en cualquier momento

Ventaja:

  • Para grandes familias o con mucho consumo de agua caliente
  • El agua siempre sale caliente (no hay que esperar), es instantáneo

Desventaja

  • ocupa un espacio mayor, al incorporar un depósito para reservar el agua.

SISTEMA MIXTO

En el mercado hay sistemas híbridos que combinan los dos anteriores: cuentan con un depósito, pero de menor tamaño que el de los sistemas por acumulación propios, y al mismo tiempo permiten también la generación instantánea de agua caliente.

 

2.-ELÉCTRICO O A GAS

Ventajas o inconvenientes de uno y otro mecanismo aparte, el tipo de energía que vayas a emplear para alimentarlo, decidirá en gran medida qué tipo de sistema debes escoger.

Si no tienes instalación de gas, será mejor optar por un termo eléctrico, ya que la opción de los calentadores instantáneos queda excluida. En este sentido la energía eléctrica es más cómoda y limpia, pero se asocia con valores de consumo más altos que el gas.

 

2.1 LOS TERMOS ELÉCTRICOS

No siempre es posible utilizar aparatos de gas para producir agua caliente sanitaria, por lo tanto la energía eléctrica es la única solución, unido a las ventajas de este tipo de calentadores en determinadas circunstancias ha propiciado la popularización de los termos eléctricos

TIPOS DE CALENTADORES ELÉCTRICOS

Lo más común para viviendas es la instalación de termos eléctricos que funcionan por el sistema de acumulación, a través de un depósito acumulador con producción de agua caliente sanitaria mediante resistencias eléctricas.

Aunque también existen aparatos eléctricos de producción de agua caliente instantánea pero su coste es muy elevado.

VENTAJAS

Los termos eléctricos están especialmente indicados en zonas donde el agua de entrada no esté demasiado fría, donde la disponibilidad de energía sea un condicionante, o donde los períodos de utilización sean discontinuos, como en apartamentos de vacaciones. Al mismo tiempo su instalación y funcionamiento es tan sencillo que refuerzan su elección tanto para el usuario como para el instalador.

ESCOGE CALIDAD

A la hora de escoger el termo, apuesta sobre seguro, con las debidas garantías de calidad y servicio. Al final, lo barato acaba saliendo caro, por lo que es mejor confiar en marcas de reconocido prestigio en el sector como Junkers o Thermor.

Entre la oferta de estas firmas podrás encontrar aquel aparato que mejor se ajuste a tus necesidades, teniendo en cuenta las características de tu vivienda, el tamaño o el tipo de termo: de pared o de suelo…etc.

 

2.2 EL CALENTADOR INSTANTÁNEO (GAS)

VENTAJAS

En los hogares tradicionalmente se ha impuesto el uso de calentadores instantáneos, en cierta medida porque no son los más caros, y no ocupan tanto espacio como los sistemas de acumulación (que necesitan un espacio para incorporar el depósito).

Además emplean un mecanismo muy sencillo, sin mayores complicaciones en su manejo.

FUNCIONAMIENTO

Los nuevos calentadores presentan diferentes formas de encendido, suelen hacerlo abriendo la espita de gas y apretando el pulsador una o varias veces hasta que comprobamos que se ha encendido la llama, momento en el que podremos soltar el pulsador.

De esta forma los calentadores instantáneos, también llamados calentadores de paso o de flujo son aparatos que están apagados, sin consumir energía.

TIPOS DE CALENTADORES A GAS

Los modelos eléctricos están equipados con resistencias calentadoras de inmersión y los de gas encienden una llama que calienta un intercambiador de calor por donde circula el agua.

Los modelos más avanzados están equipados con controles electrónicos de temperatura y caudalímetros. De esta manera el usuario puede seleccionar la temperatura que desea en grados.

PRESTA ATENCIÓN

Algo que debemos tener muy en cuenta a la hora de comprar un calentador de agua instantáneo, es que las marcas suelen incluir las válvulas reguladoras para el tipo de gas más utilizado generalmente, por lo que si la vivienda emplea un tipo de gas diferente al habitual hay que regular estas válvulas específicamente para este tipo de combustible, algo que debe dejarse siempre en manos de profesionales.

 

LAS MEJORES MARCAS DE CALENTADORES A GAS

Si ya te has decidido a instalar un calentador a gas, te queda todavía lo más complicado, y es escoger entre los múltiples modelos que hay en el mercado, el que mejor se adapte a tus necesidades.

Como siempre, desde Bricolari, recomendamos que te decantes siempre por las mejores marcas, aquellas de reconocido prestigio en el sector que te proporcionen una serie degarantías tanto en calidad como en servicio. Por ello para que vayas acotando el camino te proponemos las tres marcas que consideramos líderes en el mercado.

 

2.3 NUEVAS TECNOLOGÍAS: CALENTADORES DE AGUA SOLARES

Con el auge de las energías renovables, han ido surgiendo una gran variedad de aplicaciones para uso doméstico en viviendas de las que podemos beneficiarnos. No sólo cuidando el planeta si no también ahorrando a largo plazo en la factura. Una de estas aplicaciones domésticas son los calentadores de agua solares.

El funcionamiento de estos aparatos es muy sencillo: el agua, que permanece almacenada en un depósito se calienta a través de una placa orientada al sol. Este depósito, también conocido como boiler está conectado a una o varias tuberías que se encargan de distribuir el agua en la vivienda.

El trabajo de la placa solar se reduce únicamente a las horas del día pero mantiene el agua caliente durante 24 horas debido a que se almacena en tanques térmicos que sólo pierden entre dos a cinco grados de temperatura.

Un calentador solar puede proporcionar agua con una temperatura media que oscila entre los 50 y 60 grados, y un aparato promedio de 150 litros podría surtir de agua caliente perfectamente a una familia de 3 o 4 personas.

Lo que provoca más reticencias en los consumidores a la hora de adquirir aparatos solares el elevado coste de la instalación inicial. Sin embargo, a largo plazo se trata de un sistema muy rentable en determinados climas, ya que en primer lugar se estima un ahorro de un 80% en la factura del gas y un 30% en la eléctrica, y en segundo lugar se trata de instalaciones muy longevas que duran muchos años sin apenas mantenimiento.

Si te interesa saber más sobre calentadores, te recomendamos:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR