Crea tu propio baño spa (II): Complementos

A la hora de relajarnos, lo primero en lo que pensamos es en un buen baño de espuma, a ser posible en una bañera de hidromasaje. Sin embargo no debemos descuidar el resto de los detalles. Una simple ducha puede convertirse en una experiencia de lo más placentera si cuidamos bien el ambiente que la rodea.

Ya os mostramos cómo crear la apariencia de un baño spa en casa, con el mosaico Ágata de Dune. Hoy haremos un repaso por la decoración de la estancia, y los accesorios (pequeños o grandes detalles que lo hacen más confortable).

En primer lugar, especialmente si tenemos espacio únicamente para una ducha, debemos escoger un buen teléfono. Los hay de todo tipo, de diferentes tamaños, funcionalidades y colores, pero en cuanto a diseño, si queremos conseguir el “aspecto spa” del que hablamos, la mejor y más actual de las opciones son los rociadores. Con ellos la sensación de calma está asegurada, ya que tenemos la percepción de estar duchándonos  al aire libre, como si fuese lluvia.

A la hora de escoger rociador, ten en cuenta la presión de agua que tienes en casa, porque dependiendo de ésta, así será el caudal de agua que te de la ducha.

Este rociador es el modelo Newton de Grober. Un modelo de gran calidad, en aluminio es anonizado con recubrimiento antibacteriano y recamara antigoteo tras el cierre del agua.

Un aspecto que podría pasar desapercibido, es la puerta. ¿Qué tendrá que ver la puerta con la sensación de relax? Pues podría estar estrechamente vinculada si tenemos en cuenta dos aspectos muy importantes: la luminosidad y la amplitud del espacio.

Una puerta opaca, resta muchísima luminosidad al ambiente, y la tradicional apertura ocupa un espacio que podría aprovecharse, ganando amplitud. Por lo tanto mi recomendación es la de escoger una puerta corredera y traslúcida, como estas de cristal que os enseño, que además tienen un diseño muy moderno.

La primera fotografía corresponde al modelo Asia de Casali, el segundo, con motivos naturales, es el modelo Albero, de la misma firma.

Por último, y para transmitir esa sensación reparadora de comodidad que sentimos en el spa o balneario, nunca viene mal un radiador toallero, para tener la toalla calentita esperándonos cuando salgamos de la ducha.

Algunos modelos, como el que te enseño ahora, son además de decorativos, muy útiles, ya que además de proporcionar calor, sirven como sistema de almacenaje de toallas y demás menaje de baño.


Es el modelo Quadraqua de Irsap.

Todos estos productos y otros semejantes, los puedes encontrar en Bricolaris.com.

Ahora sólo te queda agregar los pequeños detalles, como velas o un jardincito zen, y ¡voilá!, ya tienes un baño digno del mejor spa, en casa.

.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR