Depuradoras de aguas residuales

El agua es un elemento esencial para la vida humana, que por desgracia resulta ser también un bien escaso.

Para mantener el equilibrio medioambiental es necesario que el agua empleada en nuestros hogares sea tratada antes de devolverla a la naturaleza. Para ello, en las ciudades el alcantarillado y colectores transportan el agua a las Estaciones de Depuradoras de Aguas Residuales con el objetivo de reducir al máximo la contaminación  convertirlo en inocuo para el medio ambiente.

Pero en viviendas aisladas, cuando no existe posibilidad de conexión a la red de saneamiento municipal, necesitaremos incluir una depuradora para solucionar los problemas de tratamiento y depuración de las aguas residuales domésticas, que además debe cumplir la normativa vigente al respecto (Real Decreto 606/2003 que modifica la Ley de Aguas, así como la normativa europea directiva del consejo 91/271/CEE), con la consiguiente obtención de la Autorización de Vertidos.

¿Qué son las aguas residuales?

Las aguas residuales son las que resultan de la utilización doméstica o industrial, en la que se mezcla con grasas, detergentes y otros residuos. Por razones de salud pública no podrán ser desechadas sin someterse a un tratamiento de depuración previo.

Aguas grises

Son aquellas que usamos en el hogar para nuestra higiene corporal o de nuestra casa y sus utensilios. Son aguas que se encuentran mezcladas con jabón, grasas de la cocina o detergentes. Si son retenidas sin oxigenar este tipo de agua residual podría transformarse en agua negra en un corto periodo de tiempo.

Algunas depuradoras  permiten la reutilización de las aguas grises para abono o riego. De esta forma se consigue disminuir el gasto de agua potable, y al mismo tiempo se reducen los vertidos.

Aguas negras

Las aguas negras son las que resultan de los sanitarios y que por su potencial de transmisión de parásitos e infecciones deben ser tratados por separado con sistemas de bioreactores.

Depuradoras de aguas residuales

Proceso de depuración aeróbico

Procedimiento en el que los microorganismos se desarrollan en presencia de aire u oxígeno.

Depuradora Superplus de Isea por oxidación total

Superplus de Isea emplea un sistema aeróbico por oxidación total. Gracias a su sistema de oxigenación integrado  se acelera el proceso de oxidación de la materia orgánica, a partir de microorganismos aeróbicos, y se consigue un alto rendimiento, dando como resultado una alta depuración del líquido, cumpliendo con las actuales exigencias de la normativa europea 91/271/CEE, recomendando pretratar siempre las aguas residuales grises con un Separador de Grasas.

El vertido tratado se puede:
· Verter directamente a un río, torrente, lago,… (siempre que lo permita la legislación del medio receptor).
· Utilizar para riego de plantas ornamentales (por subirrigación).
· Evacuar por drenaje.

Proceso de depuración anaeróbico

Procedimiento en el que los microorganismos se desarrollan sin la presencia de aire.

Depuradora modelo biológica Imhoff

Fabricada en polietileno, la Biológica Imhoff es un sistema de depuración anaeróbico por digestión, creado en 1904 por el técnico austríaco del mismo nombre para solucionar los problemas de tratamiento y depuración de las aguas residuales domésticas negras cuando no existe posibilidad de conexión a la red de saneamiento municipal. Está especialmente indicada en los casos en que no se requiere una alta calidad de los vertidos, aunque por los resultados obtenidos se presenta como la solución más completa dentro del sistema de depuración anaeróbico (Biológica Imhoff y Fosa Séptica), con rendimientos muy superiores a los de la fosa séptica tradicional.

Un único contenedor integra las distintas fases de depuración (sedimentación y digestión).

Separadores de grasas

Separador de grasas de Isea

Los separadores de grasas se utilizan como pre-tratamiento de aguas grises de origen civil (procedentes de cocinas lavadoras, lavabos, duchas,etc) antes de su descarga final a el alcantarillado publico o en cabecera de idónea instalación depuración ( fango activo, de sub-irrigacion, a filtro percolatore, etc).

Pueden también ser usados como separadores de arenas, para separar la arena y los inertes presentes en las aguas residuales.

Estos productos pueden ser seguidos por tratamientos que permiten mejorar la eficiencia depurativa total, en función del tipo de descarga o de las particulares características del destino final.

Los separadores de grasas están particularmente adaptados para pequeñas y medias comunidades, en tanto que permiten las siguientes ventajas:

  • Simplificación del tipo de tratamiento, con la consiguiente reducción del numero de elementos constitutivos de la instalación y por tanto la reducción de la inversión necesaria.
  • Simplicidad de gestión y mantenimiento.
  • Consumo eléctrico nulo.

Autorización de Vertido

La Autorización de Vertido es un documento emitido por la autoridad reguladora (Ayuntamientos o de las Entidades de Administración Hidráulica, según su ubicación geográfica), que establece los parámetros de calidad del efluente de su planta depuradora para poder verter las aguas residuales tratadas desde su instalación a cauces, sistemas de riego soterrado, sistemas de drenaje o lagunajes, según la legislación medioambiental establecida para el terreno receptor.
En España, la “Autorización de Vertido” es un requisito legal, sin embargo, la interpretación de la legislación varía de una zona a otra. Consulte con su Ayuntamiento. El período normal para obtener la Autorización es de tres meses, si bien al tratarse de un trámite administrativo este plazo puede superarse ampliamente, según la zona.

Autorización de Vertido. La Autorización de Vertido es un documento emitido por la autoridad reguladora (Ayuntamientos o de las Entidades de Administración Hidráulica, según su ubicación geográfica), que establece los parámetros de calidad del efluente de su planta depuradora para poder verter las aguas residuales tratadas desde su instalación a cauces, sistemas de riego soterrado, sistemas de drenaje o lagunajes, según la legislación medioambiental establecida para el terreno receptor.
En España, la “Autorización de Vertido” es un requisito legal, sin embargo, la interpretación de la legislación varía de una zona a otra. Consulte con su Ayuntamiento. El período normal para obtener la Autorización es de tres meses, si bien al tratarse de un trámite administrativo este plazo puede superarse ampliamente, según la zona.

.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR