Elegir el sistema de agua caliente



A la hora de escoger el sistema que emplearemos para el agua caliente de nuestro hogar, barajaremos varias opciones tanto en el modo de funcionamiento como la energía empleada. Estos sistemas tienen sus pros y sus contras, y escoger la mejor elección vendrá determinada por las características de nuestra casa: las posibilidades de instalación, los condicionantes técnicos, el consumo, el clima…etc.

Veamos cuáles son las opciones que podremos barajar a la hora de elegir el sistema de agua caliente.

1.- Sistema instantáneo vs Sistema por acumulación o Mixto

Sistema instantáneo

El sistema de calentamiento instantáneo es el que utilizan los calentadores a gas de toda la vida. El calentamiento del agua es instantáneo, como su propio nombre indica y permite que el agua se caliente en función del consumo demandado. De esta forma, al no necesitar conservar el agua permanentemente acumulada como los termos o calderas, evita un mayor gasto energético, por ello es mejor para hogares en los que la familia no sea muy numerosa, o que se use poco y puntualmente el agua caliente (en determinados momentos por la mañana o la noche…etc), ya que tiene como desventaja la limitación del uso de agua (seguro que no es la primera vez que vivimos en primera persona el momento en el que se acaba el agua caliente a causa de nuestro calentador a gas).

Sistema por acumulación

Pero si ese consumo es mayor, y el agua caliente es empleado constantemente o por un mayor número de personas, entonces será más aconsejable decantarse por un sistema de acumulación, que es el propio de los termos eléctricos.

Este sistema cuenta con un depósito en el que se acumula el agua caliente dispuesta para ser empleada en cualquier momento. La única desventaja es que ocupa un espacio mayor, al incorporar un depósito para reservar el agua.

Termo eléctrico de Thermor

Sistema mixto

También encontrarás en el mercado sistemas híbridos que combinan los dos sistemas: cuentan con un depósito, pero de menor tamaño que el de los sistemas por acumulación propios, y al mismo tiempo permiten también la generación instantánea de agua caliente.

Caldera con microacumulacion de Sime

2.-Eléctrico o a gas

Ventajas o inconvenientes de uno y otro mecanismo aparte, el tipo de energía que vayas a emplear para alimentarlo, decidirá en gran medida qué tipo de sistema debes escoger.

Si no tienes instalación de gas, será mejor optar por un termo eléctrico, ya que la opción de los calentadores instantáneos queda excluida. En este sentido la energía eléctrica es más cómoda y limpia, pero se asocia con valores de consumo más altos que el gas.

.

No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR