Happy Chic: la decoración de la felicidad

 

happy ChicQuien dijo que en decoración todo estaba inventado aún no conocía a Jonathan Adler. El diseñador americano ha ideado el Happy Chic una tendencia decorativa  que, como su propio nombre indica, busca la felicidad. Y ésta llega a nuestras casas a través de los colores, las texturas, las combinaciones arriesgadas y el contraste.

La búsqueda de la felicidad es para Adler un estilo de vida y  lo ha conseguido plasmar  en un estilo decorativo, que busca hogares que nos arranquen una sonrisa de alegría cada vez que entramos en ellos. Es la búsqueda de la felicidad a través de los estímulos visuales que nos reconfortan.

Con el Happy Chic ha llegado el momento de atreverse a mezclar, de apostar por nuevas tendencias y de darle color a todo. Adiós a los tonos neutros como protagonistas de nuestras casas o a las reglas de combinación de tres colores, aquí cobran fuerza los colores del arcoíris y se combinan naranjas, turquesas, fucsias, verdes, azules, rojos y amarillos. Cada elemento de una estancia cobra vida por si solo y los colores se combinan en todo tipo de objetos decorativos.

Otra de las premisas del estilo que nos proponer Adler son los elementos decorativos personales, aquí tienen cabida piezas de gran diseño u objetos de pequeñas tiendas, lo importante es que sean piezas que nos hagan sentir y nos alegren  la vida. Y no debemos olvidar incorporar piezas que aporten un tono de humor.

Happy-chic

EL DECÁLOGO DEL HAPPY CHIC

Jonathan Adler  ha escrito varios libros que se han convertido en superventas en las librerías estadounidenses y como todo buen escritor no podía hacer otra cosa que  darnos los 10 mandamientos del Happy Chic

1. Anímate al maximalismo.

2. No te niegues el confort de un hotel en tu hogar.

3. Compra un X-bench (es un banco con patas en forma de X que podéis ver en su web).

4. No le temas al naranja.

5. Juega  al ping-pong (o mejor aún, pon una mesa de ping-pong en tu salón).

6. Mezcla el lujo con la diversión.

7. Decora con tus iniciales todos los lugares que puedas.

8. Incorpora las cosas que te diviertan.

9. Siente  libre de añadir ese factor sorpresa que dé un toque distinto y te represente.

10. No envidies la casa de tu vecino (de hecho, si sigues todos estos pasos, tu vecino envidiará tu casa).

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR