Hazlo tú mismo: Toque de color en puertas y ventanas

Fotografía: Apartment Therapy

Una buena forma de personalizar tu hogar es jugar con la combinación de colores. Durante mucho tiempo hemos olvidado incluir dentro de los elementos decorativos a las puertas que generalmente responden a modelos muy homogeneizados, acabados sin vida y similares en la mayoría de los hogares.

Sin embargo un toque de color en estos elementos puede darnos mucho juego y más vida en la decoración de nuestra casa, tanto por dentro como en el exterior. Para muestra, te enseño algunos ejemplos muy inspiradores.

Si vivimos en un piso o urbanización no podremos escoger el color de la puerta de entrada de nuestra casa (aunque sí podremos pintarla por dentro, o puertas que den a patios traseros), sin embargo si tenemos la suerte de contar con una casa independiente, siempre podremos darle un aspecto diferenciado con una puerta original o de color, como las típicas casas dublinesas

Si podemos hacerlo, para escoger el color de nuestra puerta de entrada debemos tener en cuenta el entorno de nuestra casa, tanto las viviendas contiguas como el tipo de hábitat que la rodea, urbano, rústico, ajardinado, la gama de colores que determina el tipo de vegetación, el color de la fachada…etc.

Si la casa es blanca, de colores fríos o piedra, una buena forma de darle vitalidad es escoger un color llamativo como el azulón, amarillo, naranja o rojo:

En cuanto al interior, podemos conservar el mismo color de la madera para dar homogeneidad en la entrada de cada una de las estancias, y pintar únicamente la cara interior siguiendo la combinación de colores de la habitación que queramos renovar, o podemos decantarnos por los nuevos modelos de puertas que encontramos en el mercado, tanto tradicionales como correderas, con diferentes acabados (no sólo madera, si no lacados, vidrios…etc).

Si las paredes están pintadas en tonos claros o blanco, una tendencia muy actual es darle contraste con colores fuertes, ya sea un juego de blanco y negro, o combinar el blanco con amarillo, azulón o un rosa chillón (como la de Ágatha Ruiz de la Prada que tienes debajo) que da un aspecto muy moderno.

Puertas correderas de colores de Casali

Otra forma de personalizar las puertas y el espacio que las rodea, es a través de los vinilos decorativos, que además son muy fáciles de colocar en un abrir y cerrar de ojos. La empresa Dekotipo tiene algunas propuestas de lo más original que pueden servirte de inspiración.

.

One Response

  1. Cristina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR