Los hombres también decoran

Hoy es el día del padre y seguramente muchos de vosotros habéis pasado los últimos días buscando el regalo perfecto para vuestro padre.  Pero cuantos se os ha ocurrido regalar a vuestro padre un artículo de decoración. Seguramente muy pocos

El mundo de la decoración tiene unas ciertas coincidencias con el de la cocina, a nivel profesional son muchos los hombres que destacan en estos campos y sin embargo en la gran mayoría de los hogares son cargos que los hombres suelen dejar casi por completo en manos de las mujeres. Y realmente no es porque ellos no tengan gusto o no sepan, si no que es una cuestión principalmente de costumbres. Y eso lo descubrimos cuando visitamos una casa habitada solo por hombres.

Aunque cada persona, sea hombre o mujer, es un mundo y tiene unos gustos particulares, en líneas generales existen unas características particulares a la decoración masculina y a la femenina. Hagamos un repaso por esos ítems:

El color. Los hombres prefieren los colores más oscuros y apagados (en sus casas predominan los marrones, grises o negros), mientras que las mujeres suelen ser más atrevidas a la hora de combinar colores y su gama favorita son los tonos claros y cálidos.

Los detalles. Las mujeres tienen mayor tendencia a completar cada rincón del hogar con detalles decorativos –velas, figuras, lámparas, marcos, jarrones…-, sin embargo los hombres suelen ser mucho más sobrios y sus espacios están más vacíos.

Los textiles. Como regla general los hombres buscan vestir su casa con lo imprescindible, no hay telas de sobra, solo lo básico. En cuanto a los estampados también ellos son mucho menos atrevidos y se decantan por los tonos lisos o con estampados geométricos y monocromáticos. Mientras que las mujeres utilizan mayor combinación en telas y colores.

Los armarios. Se dice que los hombres prefieren los armarios con puertas correderas porque tienen una aspecto más robusto, mientras que las mujeres se decatan por las puertas batientes que le permiten abrirlas todas simultáneamente y contemplar el contenido del armario de un solo vistazo.

Esto son solo algunas curiosidades, y las excepciones tienen que existir sin ninguna duda. La cuestión es como combinar ambas tendencias cuando compartimos casa. Y vuestro estilo ¿Cómo es?

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR