Qué saber antes de comprar un deshumidificador


Seguramente habrás oído muchísimas veces eso de “es que hay mucha humedad” y nuestras casas nos dan rápido sus síntomas: pinturas que se desconchan, manchas de moho, muebles que se estropean… Si ves algunos de estos problemas en tu casa, necesitas un deshumidificador. Pero ¿Cuál compro?

Cuando nos decidimos a comprar un deshumidificador nos encontramos que en el mercado existe una enorme variedad y puede resultar complicado saber qué es lo que necesitamos. Para tenerlo claro tenemos que saber ¿Qué aspectos debemos tener en cuenta a la hora de comprar un deshumidificador?

1. Capacidad de extracción y el tamaño de la habitación. Aunque parezcan dos aspectos diferentes deben valorarse conjuntamente por su estrecha relación. Nos indica cuantos litros de agua es capaz de recoger nuestro deshumidificador en 24 horas y es, quizás, la característica principal de cualquier deshumidificador.  Para decidir qué capacidad es fundamental saber el tamaño de la habitación, aunque también influyen otros factores como el clima y  la humedad del aire.
En términos generales, podemos establecer que para habitaciones hasta 50 metros cuadrados necesitaríamos una capacidad de extracción de unos 20 litros. Mayor potencia para espacios más amplios y menor para habitaciones más pequeñas.


2. El ruido. Este es quizás uno de los aspectos más incómodos de los deshumidificadores, por eso debemos saber su nivel sonoro antes de decidirnos a comprar. Piensa que vas a convivir a diario con este aparato. El nivel sonoro se mide en decibelios y un ruido entorno a los 40 decibelios se considera un ruido bajo.

3. Peso y tamaño. Si quieres instalar un aparato fijo debes pensar si se adapta al espacio que le tienes asignado sin estropear la decoración de la habitación. En caso de que busques un deshumidificador móvil, es fundamental que sea fácil de transportar y no pese demasiado. Es cierto que la mayoría vienen con ruedas pero si tienes escaleras en casa de poco te servirán, así que no dejes de tener en cuenta el peso.

4. Consumo eléctrico. Por lo general los deshumidificadores se mantienen en funcionamiento durante muchas horas, por lo que es importante que su consumo no sea muy elevado. El consumo medio está entorno a los 500W pero puede variar según el modelo, así que no dejes de comprobarlo antes de efectuar tu compra.

5. La capacidad del depósito. Determinará cada cuanto tiempo tendrás que vaciarlo y por tanto de la autonomía del aparato.

6. Descarga automática. Es importante que el  equipo cuente con la opción de poder conectarlo a un desagüe automático para que no tengamos que estar pendientes de vaciarlo cada día. El tubo de descarga es fundamental cuando vas a instalar el deshumidificador en una casa que no está habitada continuamente o en espacios que están vacios durante períodos más o menos largos de tiempo.

7. Modo automático. Existen equipos que detectan automáticamente si el nivel de humedad es el correcto y si deben funcionar o apagarse. Es una función muy cómoda, ya que se encarga de regular el nivel idóneo de humedad.
8. Filtros. Todos los deshumidificadores utilizan filtros que hay que lavar o sustituir periódicamente. En caso de que sean lavables, asegúrate de que su extracción y colocación resulte sencilla. Si son sustituibles mira su coste antes de lanzarte a la compra del equipo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR