Radiadores de hierro fundido, los más duraderos

Como vimos en su momento, según el material en el que se fabrican, los radiadores pueden ser de tres tipos: de aluminio, de chapa o de tubos de acero, y de hierro fundido.

Los radiadores de hierro fundido fueron los primeros en aparecer, hacia finales del siglo XIX, y siguen manteniéndose como una de las opciones más eficaces, y duraderas para nuestro sistema de calefacción. Y es que desde aquellos primeros radiadores robustos y voluminosos, sólo accesibles a las más altas esferas sociales de la época, la tecnología ha evolucionado mucho, pero la calidad y la extraordinaria capacidad térmica del hierro fundido ha perdurado con el paso de los años dadas las ventajas que este material presenta.

En una época en la que todo tiene pronta fecha de caducidad, y parece que ya nada se fabrica para perdurar, sobreviven los radiadores de hierro fundido, concebidos para mantenerse por muchos años como un óptimo sistema de calefacción, de gran inercia térmica y calidad. Si a esto añadimos el hecho de que los años no han pasado en vano por este tipo de radiadores, que cuentan hoy en día con las últimos avances en cuanto a seguridad, prestaciones y diseño, tenemos una ecuación ganadora.

Los radiadores de hierro fundido presentan hoy en día tres importantes ventajas frente a otro tipo de materiales:

1.- Calidad y perdurabilidad

Los radiadores de hierro fundido son “los de toda la vida”. Y son de toda la vida, precisamente porque pueden llegar a durar toda una vida. la extraordinaria calidad del hierro fundido permite que se trate de elementos que resisten muy bien el paso de los años. Además los nuevos diseños cuentan con la garantía de incorporar las nuevas tecnologías en cuanto a seguridad y prestaciones.

2.-Inercia térmica

La gran ventaja de los radiadores de hierro fundido es su extraordinaria inercia térmica. Tardan algún tiempo en calentarse, pero también tardan más tiempo en enfriarse. Siguen calentando incluso algún tiempo después de haber apagado la caldera.

3.- Vuelve el estilo clásico

Lo retro, lo vintage, es también ahora el estilo más actual. Los nuevos modelos inspirados en los radiadores más clásicos son perfectos para ambientes vintage. Los detalles de los acabados vienen avalados por parte de los fabricantes al suministrarlos con válvulas de estilo retro que encajan perfectamente en el diseño.

También te puede interesar:

Cómo elegir radiador (I): tipos de radiadores

Cómo elegir radiador (II): modelo e instalación

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR