Todo lo que debes saber sobre…calderas

¿Estás pensando en cambiar la caldera? ¿Necesitas ayuda para escogerla? Si no sabes por dónde empezar no te preocupes, hoy repasamos todo lo que hay que saber sobre calderas.

Tipos de calderas: diferencias entre calderas atmosférica o estanca

Existen dos tipos de calderas: las atmosféricas (las de toda la vida) y las estancas. La principal diferencia entre estos dos tipos de calderas es la seguridad.

Las calderas atmosféricas son aquellas que toman el oxígeno necesario para producir la combustión desde el interior del recinto en el que se encuentran instaladas y evacuan los gases producidos sin ninguna ayuda adicional.
Las estancas por el contrario lo cogen del exterior mediante la chimenea formada por dos tubos concéntricos: uno de entrada y otro de salida de aire, incorporando un extractor que fuerza la entrada y salida del oxígeno.

Con la entrada en vigor del nuevo RITE, cualquier cambio en la caldera deberá ajustarse a la normativa (lo que no quiere decir que haya que cambiarla si funciona aún correctamente), y ya no pueden instalarse calderas atmosféricas. Entre las calderas estancas, las que mejor se ajustan a los parámetros de esta normativa son las de condensación.

 

Calderas de condensación, las más rentables

Caldera mural de condensación con acumulador MURELLE EV HE 30/55

La mejora en su rendimiento con respecto a las calderas tradicionales está basado en el aprovechamiento del calor de condensación de los humos de la combustión. Esta tecnología aprovecha el vapor de agua que se produce en los gases de combustión y lo devuelve en estado líquido.

¿Cómo funciona?

Los gases de salida de una caldera de gas contienen vapor de agua, debido al hidrógeno contenido en el gas. Este vapor condensa por debajo de aprox. 55°C, de modo similar a como a la humedad del aire se precipita como rocío por la mañana.

El calor que se libera durante la condensación, se puede extraer y utilizar para la calefacción. En relación a toda la energía de combustión, el gas natural dispone de aprox. un 11% de calor por condensación.

Con una caldera clásica de tipo atmosférico, una parte no despreciable del calor latente es evacuada por los humos, lo que implica una temperatura muy elevada de los productos de combustión del orden de 150°C. La utilización de una caldera de condensación permite recuperar una parte muy grande de ese calor latente y esta recuperación de la energía reduce considerablemente la temperatura de los gases de combustión para devolverle valores del orden de 65°C limitando así las emisiones de gas contaminantes.

Calderas que ahorran energía, y además espacio

Caldera mural estanca mixta instantánea de condensación con acumulación ecoTEC de Vaillant

Cómo te veníamos contando, las calderas de condensación son las que hacen un mejor aprovechamiento de la energía. Pero además si necesitas más espacio en casa, existen modelos más evolucionados de Calderas compactas que ya no ocupan tanto espacio. Vaillant, especialista en tecnología de condensación, ha lanzado al mercado una nueva generación de calderas murales de condensación: las ecoTEC. Estas calderas murales presentan unas prestaciones mejoradas que al tiempo que consumen menos hacen un mejor uso de la energía y el calor producido. De manera que nos permiten ahorrar no sólo energía si no también tiempo, y debido a su tamaño compacto, también espacio.

Por otra parte, las calderas ecoTEC proporcionan el máximo confort en calefacción y abastecimiento de agua caliente en el hogar y, además, son respetuosas con el medio ambiente.

Si estás buscando una caldera de condensación al mejor precio, visita la sección de calderas de condensación de Bricolaris.com. Encontrarás una gran variedad de calderas de condensación y ahorrarás con las ofertas de Bricolaris.com

Calderas con microacumulación

Caldera Super Exclusive ECOMIX de Beretta mixta instantánea y A.C.S.

Vamos de lo más general a lo más específico. Vimos ya la diferencia entre una caldera atmosférica y una estanca, y las ventajas de las calderas de condensación.

Ahora conoceremos las de microacumulación. Con este tipo de calderas, se acabó el tener que esperar a que caliente el agua, y algo mejor, podréis abrir y cerrar cualquier grifo de la casa al mismo tiempo sin preocuparos de la ducha.

Cómo funciona

Las calderas de microacumulación tienen un pequeño depósito que mantiene un pequeña cantidad de agua caliente.

El objeto de este depósito es que nos ofrezca un suministro más eficaz de agua caliente. Por ejemplo, cuando encendemos la caldera hasta que esta se pone a funcionar a pleno rendimiento pasa un poco de tiempo. En el caso de tener este depósito  mientras se consume esta agua da tiempo a que la caldera  se ponga en pleno funcionamiento.

Además no tendrás que preocuparte de que otra persona abra el grifo de agua caliente mientras te duchas, ya que con este tipo de dispositivos la situación estará controlada.

Es muy útil especialmente para familias numerosas, ya que podrá utilizarse el agua caliente en la medida que se necesite, sin tener que estar pendientes de si alguien se está duchando o se acaba el agua.

 

Cómo limpiar la caldera

Las calderas de gas necesitan una limpieza anual, para garantizar su correcto funcionamiento y alargar su vida útil, ya que en ellas se acumulan restos de grasa y polvo. La limpieza de la caldera es una actividad meticulosa que requiere mucho cuidado (además de cortar la electricidad y cerrar el paso de la llave de gas), por lo que ante cualquier duda recomendamos solicitar la ayuda de un profesional. Teniendo en cuenta esto, veamos cuales son los pasos a seguir.

¿Cuándo limpiarla?

A lo largo del invierno, las calderas trabajan a pleno rendimiento, por ello especialmente si se trata de una caldera mixta, que de servicio de agua caliente y calefacción, esta limpieza deberá realizarse una vez al año antes de comenzar la temporada invernal, del mismo modo que purgamos los radiadores para un mejor rendimiento de los mismos.

Pasos a seguir

1.- Antes de nada debemos asegurarnos de que hemos cortado correctamente la electricidad y cerrar la llave del gas.

2.- Para mayor seguridad en el proceso, lo más recomendable es tener a mano el manual de la caldera de la marca y modelo exacto del aparato para consultarlo y determinar la posición exacta de los distintos componentes.

3.- Para la limpieza debemos contar con un un paño húmedo para el exterior de la caldera y un cepillo (que no sea de cerdas metálicas) para los elementos interiores, que tenga el tamaño adecuado para poder limpiar aquellos componentes con mayor dificultad de acceso.

4.-A partir de ahí procederemos a efectuar la limpieza de los siguientes componentes:

  • Carcasa. Su limpieza no entraña mayor dificultad. Pasaremos un paño húmedo simplemente con agua sin ningún tipo de producto de limpieza ni detergentes que pueden resultar corrosivos tanto por la superficie de la carcasa de la caldera como por el panel de mandos.
  • Ventilador. Es la zona en la que más polvo suele acumularse. Debemos retirarlo con el cepillo prestando especial cuidado de no obstruir la entrada de aire.
  • Quemador. Las láminas y las toberas son una parte esencial para que la caldera haga correctamente su función, así que hay que aplicarse especialmente para que no haya elementos que por acumulación obturen las toberas Debe estar siempre limpio para que la alimentación de gas le llegue sin problemas.
  • Electrodos. Son imprescindibles para el encendido de la caldera por lo que además de limpiarlos, debemos examinarlos para comprobar que se encuentran en buen estado, en caso contrario debemos cambiarlos.
  • Conductos de humos. Es importante limpiar esta parte para evitar cualquier posible obstrucción en la salida de humos.

Ante cualquier duda, o cualquier tipo de irregularidad observada en el funcionamiento de la caldera, debe ponerse en contacto con el servicio técnico de la misma, para que las reparaciones sean efectuadas de manera segura por profesionales cualificados.

No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR