Un rincón para viajar entre páginas!

El lugar de comer, el de cocinar, el de dormir, el de guardar los trastos, el de jugar los niños, el de planchar… nuestra casa está dividida en lugares con funciones más o menos definidas pero y ¿Por qué no un lugar para leer?

Igual es algo que nunca te has planteado o simplemente piensas que no tienes un cuarto vacío para darle esa utilidad, pero crear un acogedor rincón de lectura es algo simple. Tan solo necesitas un pequeño espacio que puedes ubicar en cualquiera de las habitaciones de la casa. Un lugar donde refugiarte con un buen libre y viajar a través de sus páginas.

Lo primero que debes de elegir es la ubicación, debería ser un espacio en el que te sientas cómodo, en el que te guste estar y en el que sepas que serás capaz de relajarte. Si en tu casa vive mucha gente, lo más adecuado será en el propio dormitorio pero si no, el rincón de lectura se puede integrar perfectamente en el salón, en el comedor, en un hall…

Una buena idea es que instales el rincón de lectura cerca de una ventana así podas aprovechar la luz natural para leer. Para crear el que se convertirá en tu lugar favorito de la casa no es necesario gastar mucho dinero, solo un buen asiento y una lámpara de pie para tener una buena luz. A partir de aquí todo depende del espacio disponible que tengas, de tu presupuesto y de tus gustos.

El asiento es lo más fundamental para este ambiente, puedes elegir un cómodo sillón o una mecedora (ambos, preferiblemente con reposapiés), un sofá si lo que te gusta es leer tumbado o simplemente un puff donde dejarte caer. Una vez decidido el tipo de asiento, escoge una lámpara de pie que se adapte a él. Otro elemento de gran utilidad en este espacio es una mesita de apoyo, debe ir a juego con los demás elementos aunque puede ser muy simple, la cuestión es tener un lugar donde apoyar nuestras cosas.

Así de simple tendrás un maravilloso lugar para leer, a partir de aquí puedes añadirle todo lo que desees, unas estanterías para tener toda tu literatura al alcance de la mano, una decoración específica en las paredes, una mantita para las tardes frías e incluso una bonita mesa-escritorio, si también disfrutar de la escritura o de tomar anotaciones.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR